Cuerpos

El cuerpo en el lago

Dicen que Jesús María Alonso –un español de 78 años- se desmayó. Que estaba caminando a la orilla de los lagos de Palermo en la noche del jueves 4 de noviembre y que su pérdida de conocimiento tuvo una consecuencia fatal: el viejo se ahogó. Dicen que llevaba 600 dólares y 400 pesos en el bolsillo, y la autopsia encontró algo de plancton en los pulmones, pero no halló la marca de ningún golpe.

Su cadáver apareció flotando a las diez de la mañana del viernes 5. Los encargados de los botes lo divisaron y dieron aviso a la policía. La comisaría 23ª pidió ayuda al Grupo Especial de Rescate de Bomberos. Cuando lo pescaron, descubrieron que llevaba un reloj dorado en la muñeca y un juego de llaves en el bolsillo. Eran las de su departamento del barrio de Almagro, donde vivía solo.

Dicen, entonces, que el viejo se desmayó y se ahogó.

Yo, por mi parte, digo: ¿qué hacía Jesús María Alonso, un anciano español de 78 años, caminando por los bosques de Palermo un jueves a la noche, con 600 dólares y 400 pesos en el bolsillo?

Y no me animo a responderme.