Memoria del crimen

Barreda: hombre nuevo

Ricardo Barreda obtuvo hoy la libertad por haber cumplido su pena. El odontólogo había asesinado a toda su familia en 1992 y fue condenado a reclusión perpetua, pero finalmente pagó su deuda con la sociedad. La Justicia hizo lugar al pedido de su defensa, luego que la semana pasada la Cámara Penal de La Plata realizara un nuevo cómputo de los años que Barreda pasó tras las rejas, entre 1992 y 2008, desde que goza de arresto domiciliario.

Barreda fue condenado en 1995 a reclusión perpetua por asesinar a disparos de escopeta a su esposa Gladys, de 57 años; a su suegra Elena Arreche, de 86; y a sus hijas Cecilia y Adriana, de 26 y 24, en la casona que compartían en el centro de La Plata.

Dijo que lo primero que haría cuando estuviera libre sería llevarle flores al cementerio a sus hijas.  ¿Cumplirá?