Pesquisas

¿Dónde está Bruno Gentiletti?

“Hay un misterio que se cifra en el nombre”

Jorge L. Borges

Bruno Gentiletti desapareció poco antes de cumplir nueve años y en poco tiempo se cumplirán catorce de su desaparición. No hay datos firmes sobre su paradero actual ni sobre su estado de salud. Su familia lo busca intensamente desde hace mucho tiempo, pero son muy pocas las noticias que se tienen.

De ojos verdes, cabello castaño y estatura mediana, Bruno desapareció el 2 de marzo de 1997 en la ciudad de Rosario, en un mediodía de verano. La familia, proveniente de Las Rosas, estaba veraneando en la zona balnearia. Según ellos, el niño se metió al agua para refrescarse, salió y caminó junto a sus hermanos menores –Gisela, de 6 años, y Franco, de 7- hasta una zona ubicada a varios metros de la orilla, sobre la arena.

De acuerdo a ese relato, el niño regresó a ese lugar. Sus hermanos se quedaron en una cama elástica y luego fueron hacia la sombrilla donde estaba su madre, Marisa Olguín. Casi al mismo tiempo, el papá y los dos hermanos más grandes –Belén, de 11 años, y Martín, de 10- salían del agua y cuando iban hacia la sombrilla descubrieron que faltaba Bruno.  “Lo comenzamos a buscar, pero no lo encontramos”, dijeron sus hermanos a los jueces.

Con la denuncia policial comenzó un rastrillaje por el río Paraná, pero el cuerpo no se encontró. Los especialistas descartaron la hipótesis de que se hubiera ahogado en ese lugar: hubieran encontrado su cuerpo con aquel el peritaje. Según su madre, a Bruno se lo buscó tres meses en el río, pero él estaba muy lejos de esa zona. En ese mismo tiempo habían desaparecido otros chicos en otras provincias, en lugares donde también había muchísima gente y en todos los casos se perdía tiempo valioso, como ocurrió con Bruno. “A los chicos desaparecidos en democracia no los busca nadie. Sólo los papás”, dice ella.

Su mamá envió banderas con la proyección en el tiempo de la posible cara actual de su hijo al Mundial de Sudáfrica, que fueron exhibidas durante los partidos de Argentina con la intención de encontrar a un chico que hoy tendría 22 años. Según su familia, Bruno no estaría más en el país y ya no hablaría castellano. Lo cierto es que el nombre Buno Gentiletti es un misterio, no sólo por el dolor de la incertidumbre de la que habla su familia, sino también por una sociedad entera exige que los niños desaparecidos aparezcan.

Links:

– El sitio oficial de la búsqueda.

– Un corto sobre la desaparición de Bruno, en YouTube.

Juan Pablo Robledo es egresado del Postítulo en Comunicación y Licenciatura en Periodismo en la Universidad Nacional de Rosario, y cursa la Licenciatura en Historia de la misma casa de estudios. Es columnista de la revista Rosario, su historia y región, colabora en el suplemento Señales, del diario La Capital, y es redactor en la sección policiales del diario El Ciudadano.