Crimen y Castigo

“Nadie es responsable de la muerte de nuestro hijo”

Luego de la noticia de que Martín Ríos, conocido como el tirador de Belgrano, haya esquivado el segundo juicio (porque el tribunal que lo debía juzgar lo consideró inimputable), los padres de Alfredo Marcenac, muerto por Ríos, enviaron su opinión a los medios con un mail en cadena, que aquí se reproduce íntegro, con los subrayados, las negritas y las cursivas del original:

No hay experiencia más dolorosa e inhumana que el asesinato de un hijo. Y no hay experiencia más terrible que la injusticia cuando se trata de sancionar a los culpables de su muerte. Nuestro hijo, como tantos otros en este país, sufrió la vulneración del derecho más importante y primordial que tiene todo ciudadano: el DERECHO A LA VIDA. Sin embargo aún no hay ninguna sanción para los responsables de su muerte.

1- El asesino Martín Ríos acribilló a balazos a nuestro hijo e hirió a otras personas que caminaban por la calle Cabildo al 1700, el 6 de julio de 2006 a plena luz del día. Este mismo ASESINO, es responsable de otros 3 atentados con armas de fuego: a un colectivo, a un tren de pasajeros y a una confitería. Sus padres y el perito de parte argumentaron que Ríos estaba loco. Lo más increíble de todo es que un grupo de profesionales del Cuerpo Médico Forense y un grupo de jueces “compraron” esa versión, inadmisible para cualquier funcionario responsable y comprometido con la VERDAD. Porque lo cierto es que este asesino, al que el Juzgado civil 26 consideró “civilmente insano, es decir, incapaz para cualquier acto de su vida, entre ellos, defenderse en un juicio”, evidentemente fue capaz, entre otras cosas, de hacer los trámites ante el Renar, comprar 2 armas de fuego, adquirir las municiones, limar la punta de las balas para que causen daños irreversibles en las víctimas, cometer CUATRO ATENTADOS en la vía pública, escabulléndose sin ser detenido en ninguno de los 4 tiroteos que efectuó. A pesar de todo el daño que ha hecho el asesino Ríos, la justicia argentina sigue sin imputarlo por sus crímenes, AÚN A SABIENDAS que es sumamente peligroso y que es capaz de volver a matar, sin ninguna culpa.

Considerando que Martín Ríos es un psicópata al que nunca debió entregársele un permiso para tener un arma de fuego, hay corresponsables en este crimen:

2- Los padres del asesino RÍOS, quienes conociendo que su hijo era violento y adicto a las drogas, cultivaron su afición a las armas. No les cabe sanción según la justicia, porque el asesino es mayor de edad.

3- El médico traumatólogo Mark Garret que expidió el certificado de aptitud psicofísica al asesino SOLO 3 MESES ANTES del 1er. tiroteo. La Sala 4 de Casación Penal LO BENEFICIÓ CON UNA PROBATION de unas horas de trabajo gratis en el mismo hospital en el que se desempeña y una irrisoria multa de $1.500. NI SIQUIERA LE SUSPENDIERON LA MATRÍCULA.

4- Los funcionarios firmantes del RENAR: José L. González y Fabián Pereyra por su falta de responsabilidad en el control de los requisitos al otorgarle el certificado de legítimo usuario al asesino Ríos. Si bien fueron retirados de sus funciones 2 años más tarde, NO TIENEN NINGUNA SANCIÓN PENAL.

5- El director a cargo del Renar cuando le otorgaron la tenencia a Martín Ríos, por las desprolijidades y descontrol en los procedimientos administrativos para el otorgamiento de las credenciales.

6- El Estado Nacional, que es el GARANTE NATURAL y jurídico del control de los ciudadanos en lo atinente a las armas y a situaciones que puedan implicar riesgo para terceros y que sin embargo deslinda su responsabilidad con el inadmisible argumento de que igualmente el asesino Ríos “hubiera podido conseguir ilegalmente el arma de fuego”.

En definitiva y según el sistema perverso de nuestra justicia, NADIE es responsable de la muerte de nuestro hijo. Como ciudadanos y familiares de Alfredo, (como tantas otras familias de nuestro país), sentimos que estamos en las manos de una justicia ineficiente, inepta, corrupta en muchos casos, que nos condena no sólo a sufrir por los procesos burocráticamente interminables de un juicio, sino que además, rara vez llega a condenar a los responsables de los crímenes que se cometen.

Por eso, a casi 5 años del homicidio de Alfredo, como un ACTO DE JUSTICIA IMPOSTERGABLE PARA NUESTRO HIJOmencionamos a continuación los nombres de los funcionarios judiciales que han actuado con impericia, liviandad e irresponsabilidad en este caso y que han permitido que el asesinato de nuestro hijo HASTA HOY, esté impune:

a- Los psiquiatras María Cristina Zazzi, Diego Hardie, Javier Cabello, Juan C. Badaracco y Jorge Kiss y la psicóloga Norma Miotto profesionales del Cuerpo médico forense que “inventaron” la esquizofrenia del asesino Ríos para que no fuera a Juicio.

b- El fiscal de Instrucción Mariano Solessio quien priorizando su relación personal con alguno de los integrantes del CMF que firmó la pericia por sobre su responsabilidad, pidió el sobreseimiento del asesino Ríos.

c- El fiscal Molina Pico quien adujo que la pena para una portación de armas en la justicia bonaerense era como “un chachá en la cola”. A pesar de eso, NI SIQUIERA PIDIÓ UNA CONDENA MÍNIMA para Ríos.

d- Los jueces Ana Dieta de Herrero, Carlos Bruno y Alfredo Rizzo Romano integrantes del Tribunal Nº 12 que declararon a Ríos inimputable, a pesar de la abrumadora prueba y del pedido del Fiscal de juicio de reclusión perpetua.

e- La jueza Ángela Ledesma integrante de la Sala 3 de Casación Penal, quien “prefirió creer” la mentira de la esquizofrenia de Ríos, a pesar de que los otros dos jueces del Tribunal (Eduardo Riggi y Liliana Catucci) DICTAMINARON de manera clara y contundente, que se discutiera en un nuevo juicio la inimputabilidad del asesino Ríos y que se iniciara una investigación por el accionar indebido del Cuerpo Médico Forense en esta causa.

f- La jueza Norma Abou Assali del Juzgado Civil Nº 26 que dictaminó la insanía de Martín Ríos, a pesar de que la pericia fue firmada por Zazzi, la misma psiquiatra del CMF que formó parte del “diagnóstico inventado de esquizofrenia” en la causa penal y a pesar de haber sido puesta en antecedentes de las maniobras que estaba realizando la familia del asesino para evitar su condena.

g– Los jueces Díaz Ojeda, González Palazzo y Hornos integrantes de la Sala 4 de Casación Penal que le dieron el beneficio de la probation al médico Mark Garret quien le firmó el certificado psicofísico a Ríos un año antes del asesinato de Alfredo.

¿Pasará lo mismo con el Tribunal Oral Nº 26, que ha ordenado la SUSPENSIÓN del juicio al asesino Martín Ríos? La suspensión ¿será una medida dilatoria más?. ¿Alguien investigará el accionar de los funcionarios mencionados más arriba, quienes desde el privilegio de sus cargos hacen lo que quieren a pesar de que se les paga, y muy bien, para que hagan “lo que DEBEN”? ¿De una vez por todas como repiten de manera vacía los funcionarios judiciales “SERÁ JUSTICIA”?.

Mónica Bouyssede y Adrián Marcenac

Padres de Alfredo MARCENAC

Para contacto:

(02923) 15 57-2180 o (02262) 15 40-6148

Links:

– La noticia sobre la suspensión del juicio, en el Centro de Información Judicial.

– La militancia de los padres de Marcenac por el desarme de la sociedad civil.