Crimen y Castigo

Un año de femicidios

I

Un informe de la ONG La Casa del Encuentro señala que “el femicidio es una de las formas más extremas de violencia hacia las mujeres, es el asesinato cometido por un hombre hacia una mujer a quien considera de su propiedad. El concepto fue desarrollado por la escritora estadounidense Carol Orlock en 1974 y utilizado públicamente en 1976 por la feminista Diana Russell ante el Tribunal Internacional de Crímenes contra las Mujeres, en Bruselas”. El fin del femicida, entonces, es “matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación”.

En esta definición se registran dos categorías:

– Personas que fueron asesinadas por el femicida al intentar impedir el femicidio o personas que quedaron atrapadas en la línea de fuego.

– Personas con vínculo familiar o afectivo con la mujer, que fueron asesinadas por el femicida con el objeto de castigar y destruir psíquicamente a la mujer a quien considera de su propiedad.

En el caso más significativo -y con el cual se inauguró una lista trágica de mujeres asesinadas- fue el homicidio de Wanda Taddei, que recibió quemaduras en el 60% del cuerpo luego de discutir con su pareja, Eduardo Vázquez, el ex baterista de la banda Callejeros. El estado de posesión era firme: la violencia, los celos, las mentiras, el maltrato y las amenazas eran los puntos de este caso -y de todos-. Según el padre de la víctima, “eran dos enfermos enamorados”.

II

Estas son las mujeres asesinadas después del caso Taddei:

– Analía Cáceres (30 años) se convirtió en la decimoquinta mujer fallecida desde febrero de 2010 tras ser quemada durante una discusión de pareja.

– Alejandra Céspedes (27 años) apareció prendida fuego el 22 de febrero, en su casa de Paso de la Patria, provincia de Corrientes, donde estaba con su marido. Murió el 8 de julio, aunque no se descarta la hipótesis de un suicidio.

– Carmen (…) resultó quemada el 27 de marzo, tras ser rociada con alcohol y prendida fuego, en la ciudad santacruceña de Río Gallegos, y murió el 20 de julio en una clínica del barrio porteño de Palermo. Por el hecho fue detenido su marido.

– Sabrina Cennamo (24 años) fue encontrada incinerada en su casa de El Talar de Pacheco, partido bonaerense de Tigre, el 2 de abril. En complemento, había sido degollada junto a sus dos hijos.

– Lidia Valiente (35 años) fue hallada calcinada el 6 de mayo, en la localidad bonaerense de Valentín Alsina, partido de Lanús. Luego se comprobó que había sido estrangulada. Por el crimen fue detenida su pareja, Néstor Benítez (42 años), en Corrientes.

– Betiana Chávez (20 años) murió en un hospital de la ciudad de Neuquén el 24 de mayo, luego de sufrir quemaduras en el 85% de su cuerpo tras una discusión con su pareja, un hombre de 40 años, que quedó detenido.

– Gladys Pereira (31 años) sufrió graves quemaduras el 23 de mayo, en la localidad misionera de Los Helechos, y murió el 3 de agosto en un hospital de Oberá, Corrientes.

– Fátima Guadalupe Catán (24 años) sufrió quemaduras en casi el 90% de su cuerpo el 18 de agosto, en su casa de la localidad bonaerense de Villa Fiorito y murió cinco días después. Estaba embarazada. Su familia acusó al novio pero la Justicia no ordenó su detención ya que no estableció si se trató de un hecho accidental o intencional.

– Jorgelina López (29 años) resultó quemada en Salta el 21 de agosto cuando, al parecer, estaba junto a su amante. Murió diez días después.

– Norma Rivas (36 añós) murió tras ser rociada con nafta y prendida fuego en La Matanza, el 6 de diciembre. 

– Natalia Nievas (28 años) murió tras resultar quemada en un confuso episodio en la localidad de Punta Alta, el 27 de diciembre.

– Ivana Correa (23 años) sufrió quemaduras en la mitad de su cuerpo el 25 de enero de 2011, en su casa de la localidad bonaerense de Monte Grande, y murió cinco días después en el hospital San Martín de La Plata.

– Carolina Ruíz Díaz (32 años) murió a raíz de las quemaduras que sufrió en el 70% de su cuerpo el 28 de enero, durante una pelea que mantuvo con su concubino, Leonor Céspedes Arévalo (30 años), que quedó preso, en el barrio porteño de Parque Patricios.

– Verónica Viviana Medina (32 años) murió en una clínica privada del partido bonaerense de Tres de Febrero el 3 de febrero a raíz de las quemaduras que sufrió tras ser rociada con alcohol y prendida fuego en su casa de la localidad bonaerense de Wilde, durante una pelea con su marido, que quedó preso por el hecho.

III

Semanas atrás, se  conoció la creación de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género, que asesorará a las autoridades para establecer sanciones de los distintos tipos y modalidades de violencia contra las mujeres. La Comisión dependerá del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y estará precidida por la abogada especialista en género y salud sexual Perla Prigoshin. “Nosotros ya tenemos la Ley 26.485 del 2009, que se reglamentó en 2010. Es una ley que viene a decir que la república reconoce el derecho de sus mujeres a tener una vida sin violencia”, explicó Prigoshin. La Comisión va a asesorar a las autoridades para implementar esa ley y pensar cómo se sanciona la violencia contra las mujeres. “Por ejemplo”, dijo Prigoshin, “cuando hablamos de la violencia económica y patrimonial: la falta de pago de la cuota alimentaria, la ley está pensada de tal modo que incluye bien este aspecto. Lo que tenemos que pensar es si hay una forma de sancionarlo que no represente castigar a la mujer y al niño”.

El tema causa una notable sensibilidad en la sociedad y según los especialistas las mujeres ahora se animan más que antes a denunciar los actos de violencia. La solución parte del conjunto de la sociedad y la erradicación de cualquier tipo de violencia es responsabilidad de todos.

 

Links:

Basta de femicidios, en YouTube.

– Cifras récord en la agresión contra mujeres, en Clarín.

Las cifras del femicidio, por Perla Prigoshin.

Feminicidio.net

“Lo que queda del fuego”, por Flor Monfort, en Página 12.

—-

Juan Pablo Robledo es egresado del Postítulo en Comunicación y Licenciatura en Periodismo en la Universidad Nacional de Rosario, y cursa la Licenciatura en Historia de la misma casa de estudios. Es columnista de la revista Rosario, su historia y región, colabora en el suplemento Señales, del diario La Capital, y es redactor en la sección policiales del diario El Ciudadano.