Memoria del crimen

Los fierros de Bonnie & Clyde, a medio millón de dólares

Las armas de fuego que Bonnie Parker y Clyde Barrow llevaban al momento de morir bajo una lluvia de balas en una emboscada que la policía les tendió en una ruta en Louisiana, en 1934, fueron subastadas: el revólver Colt calibre .38 era de Bonnie; la pistola Colt calibre .45, de Clyde. Pero ahora pertenecen a un comprador que los adquirió por 504 mil dólares -mucho más de lo que Bonnie & Clyde podrían haber obtenido en un gran golpe- en una subasta en New Hampshire donde se ofreció una colección de objetos relacionados con la pareja más famosa del hampa.

Las dos armas fueron adquiridas por un coleccionista de Texas que prefirió permanecer en el anonimato. “Bonnie y Clyde siguen siendo icónicos y su historia de amor sigue resonando”, dijo un portavoz de la subasta a Reuters. Los dos amantes y ladrones de bancos estuvieron relacionados con 13 asesinatos durante su itinerario salvaje, que tuvo a la Gran Depresión como escenario de fondo. Clyde tenía 25 años cuando murió; Bonnie, 23.

¿Y cuánto pagaríamos aquí por el piolín del Petiso Orejudo?