Incorporado por lectura

Vuelve Negro Absoluto

Con la edición de Siliconas express -la segunda novela en la que María Inés Krimer le da vida a su detective y ama de casa Ruth Epelbaum-, de El spleen de los muertos –la tercera en la saga de Ricardo Romero (video), donde el síndrome de Tourette hace mella en sus protagonistas-, de Aquelarre –la tercera en la oscura tetralogía en la que se embarra Leo Oyola– y de La cocción de la lengua -con la que Federico Levín termina su serie-, el sello Negro Absoluto, de Ediciones Aquilina, regresa a los anaqueles de novedades de las librerías.

Como viene ocurriendo desde 2008, la colección dirigida por Juan Sasturain mantiene viva la rica tradición argentina de crímenes de papel (de hecho, junto a Extremo Negro se ubica como una de las dos colecciones de género actuales), explora las posibilidades del negropol y urga entre las historias de Buenos Aires. “Hemos encontrado muchas ciudades diferentes en una sola; en ese sentido, la colección es muy rica y valiosa”, dice Ricardo Romero, el lugarteniente de Sastu. Y promete que para los meses siguientes las sagas se verán resueltas y el desafío será abrir el juego a libros únicos, one-shot. Stay tuned.