Pesquisas

Ángeles Rawson: piezas del expediente

1- La declaración del portero Jorge Mangeri, del día 14 de junio de 2013.

2- La declaración de la madre de Ángeles, del día 14 de junio de 2013.

3- La declaración del medio hermano de Ángeles, Jerónimo Arellano Villafañe, del día 14 de junio de 2013.

4- La declaración del hermano de Ángeles, Juan Cruz Rawson, del día 14 de junio de 2013.

5- La declaración de Cristina Caamaño, funcionaria del Ministerio de Seguridad, del día 17 de junio de 2013.

6- Sobre el ADN en los dedos de la víctima:

“Se informó a fs. 786/816 que en la uña del dedo índice de la mano derecha del cuerpo de A. R. se constató la existencia de material genético de la víctima y del imputado J. N. M.. El rigor científico para atribuir identidad con el perfil genético autosómico de M. alcanza un punto tal que la probabilidad de esa conclusión frente a la posibilidad de que se trate de otra persona tomada al azar de la población en general es de 1 (una) en 1.690.000.000.000.000 (mil seiscientos noventa billones). Esto se ve reforzado por la correspondencia de identidad del haplotipo de cromosoma Y hallado en la muestra -tomada en el dedo índice de A. R.- con el haplotipo de cromosoma Y perteneciente –en forma indubitable- a M.. Por su lado, a fs. 1009/1016 corren los análisis de ADN adicionales, de los que surge, en especial, que en la uña del dedo anular de la mano derecha y en la uña del dedo mayor de la mano derecha del cuerpo sin vida de A. R., se constató la existencia de material genético que correspondería al imputado.-

“En ese sentido se hizo saber que de la muestra tomada de la uña del dedo anular de la mano derecha de la víctima se obtuvo material genético mezclado de al menos dos individuos. Además del material genético de A. R., como aportante mayoritario, el genetista estableció que 10 de los 20 sistemas autosómicos analizados serían compatibles con el material genético del causante, como aportante en forma minoritaria. Este perfil autosómico (dedo anular) se ve complementado, a su vez, por la obtención de un haplotipo de cromosoma Y parcial que en 9 de los 22 marcadores presenta correspondencia con el haplotipo de cromosoma Y de M. (uno de ellos habría sufrido la pérdida de un alelo). Cabe destacar que, si bien la correspondencia es parcial, en los 13 marcadores restantes de los 22 totales no se detectó valor alguno. Esto implicaría que de los 22 marcadores totales sólo 9 resultaron aptos y todos estos se corresponden con el haplotipo de cromosoma Y de M.. Finalmente, con respecto a la muestra tomada de la uña del dedo mayor de la mano derecha de la damnificada, se ha señalado que en 10 de los 20 marcadores autosómicos puede identificarse en forma completa el perfil genético autosómico correspondiente al imputado J. N. M.. En este último caso, en relación con el haplotipo de cromosoma Y, la parcialidad y características de los resultados, no permite establecer una comparación concluyente con respecto al de M.. Por último, cabe indicar que si bien en los exámenes practicados se menciona la existencia de marcadores que podrían corresponder o bien a un tercero o bien ser producto de una contaminación de la muestra, no puede perderse de vista que, de todas formas, el material genético que correspondería a M. fue debidamente hallado en el cuerpo de la víctima.”

Miguel Angel Pierri

7- El pedido de nulidad de lo actuado y sobreseimiento para Jorge Mangeri, presentado el lunes 8 de julio de 2013 por sus abogados Miguel Ángel Pierri y Marcelo Biondi.