Memoria del crimen

Caso Macri: juzgan a los torturadores de los secuestradores

Un fiscal reclamó 19 años para dos ex comisarios de la Policía Federal y un secretario judicial y 16 para otro jefe policial, acusados de haber torturado a dos efectivos de la fuerza para que confesaran haber secuestrado en 1991 al actual jefe de gobierno porteño. El fiscal Eduardo Marina pidió la pena mayor para el ex jefe del Departamento Delitos Complejos, comisario inspector (r) Carlos Sablich; el comisario (r) Carlos Jacinto Gutiérrez y el ex secretario judicial Eduardo Albano Larrea, colaborador del ex juez Nerio Bonifati. Además, en una audiencia que estuvo suspendida por una amenaza de bomba, Marina solicitó que se condene a 16 años de prisión al ex comisario Alberto Alejandro Armentano y que se absuelva al suboficial mayor Julio Roberto Ontivero.

Todos están acusados por “privación ilegal de la libertad agravada y tormentos” en perjuicio de Juan Carlos Bayarri (fallecido) y su hijo Juan José Bayarri, ambos policías. Bayarri padre estuvo 13 años preso por el secuestro de Macri hasta que se determinó que había confesado su participación bajo torturas.

Tras la etapa de testimonios, los jueces Horacio Barberis, Raúl Llanos y Alberto Ravazzoli escucharon al querellante, Carlos Pérez Galindo, quien reclamó para Sablich, Gutiérrez y Larrea 30 años de prisión, en tanto que para Armentano pidió 25 años y para Ontivero 20.

Por su parte, los defensores Emilio Schiavone y Ricardo Saint Jean, hijo del gobernador bonaerense durante la última dictadura Ibérico Saint Jean y asistente de Sablich, pidieron la absolución de sus asistidos.

Macri fue secuestrado el 24 de agosto de 1991 en la puerta de su casa del Barrio Parque porteño y liberado el 5 de septiembre en el Bajo Flores, luego de un pago de 6 millones de dólares que dos días antes había efectuado su padre, el empresario Franco Macri. Por el hecho, siete ex policías miembros de la denominada “Banda de los comisarios” fueron condenados en 2001 a penas de hasta reclusión perpetua por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. La pena máxima la recibieron los ex policías federales José “Turco” Ahmed, Miguel Angel “Jopo” Ramírez y Juan Carlos Bayarri, mientras que recibieron penas menores Carlos “Pocho” Benítez, Ramón “Mario” Avalos, Héctor Ferer y Raúl González.

Mediante una causa que tramitó paralelamente, se estableció que Bayarri había confesado su participación bajo torturas luego de ser interceptado junto a su padre por hombres vestidos de civil en la localidad bonaerense de Sarandí e introducido maniatado y con los ojos vendados en un vehículo. Bayarri fue llevado con destino desconocido y admitió su participación en el secuestro extorsivo de Macri, que se investigaba en el juzgado de Bonifati.

En el marco de ese expediente, se procesó y se detuvo a los policías, pero la causa tuvo muchas idas y vueltas hasta llegar a juicio por diversos planteos formulados por los defensores. Finalmente, en marzo de 2013, la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó el juicio oral a los imputados al denegar los planteos de “prescripción” de la acción penal que se habían presentado. Las defensas habían pedido la nulidad de la elevación a juicio del caso argumentando el derecho a obtener una sentencia definitiva dentro un plazo razonable para un hecho que ocurrió hace más de dos décadas.