Incorporado por lectura

Los finalistas de la Semana Negra de Gijón 2014

El próximo 11 de julio se conocerán, en el Hotel Don Manuel de la ciudad de Gijón, los ganadores de la edición 2014 de la Semana Negra de Gijón –la número 27–, uno de los festivales de literatura policial más importantes del mundo en español.

Entre los finalistas hay dos argentinos: el multipremiado Horacio Convertini (que ahora va con El último milagro –una novela que ya ganó en el concurso de Extremo Negro en 2013– por el premio mayor, el Dashiel Hammett) y el chaqueño Mariano Quirós (que con su premiada en el Azabache No llores, hombre duro quiere conquistar el Premio Memorial Silverio Cañada a la mejor primera novela de género negro).

Además, habrá otros argentinos entre los autores invitados: Carlos Salem, Juan Gasparini, Marcelo Luján y Miguel Ángel Molfino.

Estos son los finalistas:

Premio Dashiel Hammett a la mejor novela de género negro

Don de lenguas, de Rosa Ribas y Sabine Hofmann. Ediciones Siruela.
El guardián invisible, de Dolores Redondo. Ediciones Destino.
El último milagro, de Horacio Convertini. Del Nuevo Extremo.
La estrategia del pekinés, de Alexis Ravelo. Editorial Alrevés.
Los corruptores, de Jorge Zepeda Patterson. Ediciones Destino.

Premio Memorial Silverio Cañada a la mejor primera novela de género negro

Cautivas, de Miguel Pajares. Plataforma Editorial.
No llores, hombre duro, de Mariano Quirós. Eduvim.
Ojos de hielo, de Carolina Solé. Editorial Planeta.

Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro
[Desenterrando el silencio] Antonio Benaiges, el maestro que prometió el mar, de Francesc Escribano, Francisco Ferrándiz y Queralt Solé. Editorial Blume.
El karma de vivir al norte, de Carlos Velázquez. Editorial Sexto Piso.
La muerte del espía con bragas, de José Fernando Mota Muñoz y Javier Tébar Hurtado. Flor del Viento Ediciones.

Premio Espartaco a la mejor novela histórica

El médico hereje, de José Luis Corral. Editorial Planeta.
Ronin, de Francisco Narla. Ediciones Temas de Hoy.
Shakespeare y la ballena blanca, de Jon Bilbao. Tusquets Editores.

Premio Celsius a la mejor novela de ciencia ficción y fantasía

Hijos del Clan Rojo, de Elia Barceló. Ediciones Destino.
Los nombres muertos, de Jesús Cañadas. Plaza y Janés Editores.
Memoria de tinieblas, de Eduardo Vaquerizo. Editorial Sportula.

Horacio Convertini, finalista del premio Dashiel Hammett.

Además se entregará el Premio SN-BAN!, que permitirá que un autor español participante en esta edición de la Semana Negra sea invitado oficialmente a la próxima edición del festival BAN!, de Buenos Aires, y que un autor argentino participante en la próxima edición del BAN! sea oficialmente invitado a la próxima Semana Negra de Gijón.

“La Semana Negra de Gijón nació hace 25 años con la idea de ser un festival de nuevo tipo en que se mezclaran sin prejuicio los elementos literarios con los elementos lúdicos, una gran fiesta de la cultura en la calle”, explica Paco Ignacio Taibo II, uno de sus fundadores. Inicialmente la Semana Negra eligió como su columna vertebral la literatura policiaca e incorporó elementos festivos que tradicionalmente habían estado asociados en Asturias a las celebraciones político-culturales como actos solidarios, conciertos, feria del libro, terrazas de bares, mercadillos interétnicos y oferta gastronómica. A lo largo de estos años pasó de 73 mil asistentes en su primera edición a más de un millón en las últimas, y de una duración de siete días a 10. De 60 invitados a 250, y de 15 periodistas acreditados a más de 150.